Tu campo

La agricultura y sus afectaciones climáticas


La agricultura a principios del siglo XXI representaba la actividad que ocupaba mayor espacio terrestre en el planeta, solo contando los pastos y los cultivos representaban el 37% de tierra ocupada por el hombre.
Otra afectación importante de la producción agropecuaria que se da en el planeta en relación con la contaminación del agua por nitratos y fosfatos es gracias a los fertilizantes, el estiércol y los plaguicidas quienes son los principales encargados de contaminar las aguas subterráneas. Los gases derivados de las actividades agropecuarias representan la mayor fuente antropogénica emisora de gases encargados del efecto invernadero.
El amoníaco es uno de los componentes principales que  contribuyen para la contaminación del aire del planeta. La agricultura es la mayor fuente de amoniaco en el planeta con el 40% de las emisiones globales, después le sigue la combustión de biomasa y residuos de cultivo con el 18%, pero los fertilizantes minerales no se quedan atrás colaborando con el 16% de las emisiones globales de amoníaco.
Las proyecciones realizadas sugieren que para 2030 las emisiones de metano y amoníaco procedentes del sector pecuario de los países en desarrollo aumentara en al menos un 60% en relación con la actualida.
La agricultura es una de las actividades más importantes que ha desarrollado la humanidad a lo largo de su historia, es importante realizar un cambio en la manera de llevarla a cabo, evitando acciones que contribuyan a un grado mayor de contaminación, por ejemplo, dejando atrás prácticas como la quema de plantíos, un buen manejo de residuos orgánicos e inorgánicos derivados de la agricultura y realizar un uso responsable de fertilizantes, pesticidas y plaguicidas.
Un cambio necesario para hacer de la agricultura y nuestro campo más sustentable.




Comentarios